Aplicaciones

La gran versatilidad del SIMGI permite llevar a cabo multitud de aplicaciones en el campo de la alimentación


Seguimiento de las modificaciones de los alimentos durante la digestión gastrointestinal, bioaccesibilidad y mecanismos de acción.

Monitorización del efecto de alimentos y componentes alimentarios sobre la microbiota, su actividad metabólica y su genoma (microbioma), el estado nutricional y la salud.

Desarrollo de probióticos, prebióticos, y estrategias preventivas y terapéuticas para prevenir enfermedades relacionadas con la dieta.

Estudios comparativos sobre el efecto de los alimentos sobre diferentes estados fisiológicos y de enfermedad, a nivel de la función digestiva, enfermedades inmunológicas y metabólicas.

Estudios preclínicos de 'estratificación' (inclusión/exclusión) de individuos y pacientes basados en determinados biomarcadores y el microbioma intestinal.

logotipo CIAL